21
Sáb, Oct

El director del Ministerio Episcopal de Migración responde a la definición de ‘relación’ en las restricciones de viajes.  

Comunión Anglicana
Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Rdo. E. Mark Stevenson, director del Ministerio Episcopal de Migración, emitió la siguiente declaración el 30 de junio en respuesta a la definición de “relación” en el decreto ejecutivo del gobierno de Trump que impide el ingreso al país de [ciertos] ciudadanos extranjeros.

Una respuesta a la decisión del gobierno sobre relaciones

Reverendo Canónigo E. Mark Stevenson

Director, Ministerio Episcopal de Migración

A principios de esta semana, el Tribunal Supremo emitió un fallo respecto al litigio en torno al decreto ejecutivo del Presidente que impide el ingreso al país de ciertos ciudadanos extranjeros y suspende por un tiempo la acogida de refugiados. El Tribunal parecía asumir la posición de que el Presidente tiene el derecho a hacer estas dos cosas, pero que él tiene que tener en cuenta [otro] cierto número de cosas —particularmente las relaciones— a la hora de aplicar una política. Yo escribí en ese momento que deberíamos esperar  a que se organizara la logística. No esperaba que la organización se convertiría en un instrumento para desmembrar las relaciones y para seguir propagando un relato falso de personas que han huido de la violencia y la persecución.

El tribunal estableció como norma respecto al ingreso permisible la idea de la necesidad de una existente y auténtica relación dentro de EE.UU. [Los magistrados] pusieron el obvio ejemplo de la familia, pero también citaron relaciones con entidades que son formales, documentadas e integradas en el curso ordinario de los acontecimientos. Si bien no estoy de acuerdo con este fallo en otras partes, al menos me consolaba saber que el más alto tribunal del país reconocía que aquí estaban en juego  personas reales, vidas reales y relaciones reales.

En el núcleo de mi fe cristiana está el concepto de que la relación es importante. Entiendo que Dios es una relación perfecta, una Trinidad de personas. Entiendo que debido a que los seres humanos fallamos en nuestras relaciones de unos con otros y con Dios, Dios tomó las medidas necesarias  para reparar esas relaciones y nos llama a hacer lo mismo. Nuestro creador llega al extremo de encarnarse en la persona de Jesús para darnos un ejemplo de la manera de tratarnos mutuamente, de cómo sacrificarnos los unos por los otros; y lo más importante, de cómo amarnos los unos a los otros a toda costa. Sí, las relaciones son importantes.

Hemos venido a enterarnos a última hora que la Administración ha decidido reconocer una norma diferente. Nada menos que el gobierno de EE.UU. mismo tiene una relación existente, formal y documentada con miles y miles de refugiados que ya se han sometido a una extenso [proceso de] investigación para venir a nuestras costas, investigación mucho más minuciosa y exhaustiva de las que han enfrentado cualquier otro grupo o individuo. Habiendo aprobado esa investigación, a estos refugiados les dieron garantías de que serían acogidos por agencias de reasentamiento para [iniciar]| una nueva vida. Y sin embargo, la Administración ha dicho que esta relación carece de importancia, que la palabra empeñada por nuestro gobierno carece de importancia.

La Administración también ha decidido que la relación de abuelos y nietos carece de importancia. Yo tengo nietos. Nadie puede decirme que esas relaciones no son importantes. Si me cree nada de lo que digo, créame al menos esto: si ellos estuvieran en peligro, yo movería montañas para salvarlos.

 

La Administración ha elegido un camino demasiado estricto que carece de compasión y desconoce las relaciones. No tiene que haber hecho eso.